Una de las joyas del gobierno de Ricardo Maduro fue sin lugar a dudas su Primera Dama. Aguas Ocaña es recordada con mucho cariño por todo el país.  Si bien es cierto que su relación con Maduro fue siempre polémica y que se mantuvo bajo la lupa constante de los medios de comunicación que buscaban tabloides y notas “llamativas” que vender, su trabajo fue verdaderamente ejemplar.
Su lucha fue siempre enfocada hacia los mas desprotegidos. Se le miraba levantando jóvenes y niños de las calles, brindándoles albergue y solucionando algunas de sus necesidades mas básicas.Tal fue el cariño que le tomo Aguas Ocaña a Honduras que adopto algunos de sus hijos mas necesitados para criarlos y brindarles un hogar, darle las oportunidades con las que no contaban.
Fue ya hace varios años que Maduro gobernó y junto a él, miles de jóvenes sin oportunidades de la mano de su primera dama. En muchas ocasiones Aguas Ocaña fue el peso extra que nivelaba a favor de Maduro con su labor social cuando algunas decisiones del ex presidente levantaban dudas.
Hoy, todavía el pueblo recuerda el buen gobierno de Maduro, pero más recuerda a su primera dama, una mujer que les abrió su corazón y les brindo esperanza.
Muy bien merecido el galardón que recibirá por parte de la Alcaldía Municipal de Tegucigalpa “La hoja Liquidambar 2012”. Felicidades Aguas Ocaña -protectora de la niñez hondureña-.

Una de las joyas del gobierno de Ricardo Maduro fue sin lugar a dudas su Primera Dama. Aguas Ocaña es recordada con mucho cariño por todo el país.  Si bien es cierto que su relación con Maduro fue siempre polémica y que se mantuvo bajo la lupa constante de los medios de comunicación que buscaban tabloides y notas “llamativas” que vender, su trabajo fue verdaderamente ejemplar.

Su lucha fue siempre enfocada hacia los mas desprotegidos. Se le miraba levantando jóvenes y niños de las calles, brindándoles albergue y solucionando algunas de sus necesidades mas básicas.
Tal fue el cariño que le tomo Aguas Ocaña a Honduras que adopto algunos de sus hijos mas necesitados para criarlos y brindarles un hogar, darle las oportunidades con las que no contaban.

Fue ya hace varios años que Maduro gobernó y junto a él, miles de jóvenes sin oportunidades de la mano de su primera dama. En muchas ocasiones Aguas Ocaña fue el peso extra que nivelaba a favor de Maduro con su labor social cuando algunas decisiones del ex presidente levantaban dudas.

Hoy, todavía el pueblo recuerda el buen gobierno de Maduro, pero más recuerda a su primera dama, una mujer que les abrió su corazón y les brindo esperanza.

Muy bien merecido el galardón que recibirá por parte de la Alcaldía Municipal de Tegucigalpa “La hoja Liquidambar 2012”. Felicidades Aguas Ocaña -protectora de la niñez hondureña-.

Himno del Partido Nacional de Honduras.

Monarca

Uno de los máximos lideres del Partido mas grande de Honduras, Rafael Callejas hizo un llamado de unidad a los lideres nacionalistas que disputan la candidatura por la primera magistratura del país.